Catálogo

6 artículos en total

Andadores para bebés

El andador o correpasillos es un producto ideal para regalar a un bebé. Con el andador para bebés, el niño se divertirá muchísimo y, además, le ayudará a perder el miedo en sus primeros pasos. Recuerda que el andador es un elemento de distracción ocasional para divertir al bebé y jugar con él, pero no es un elemento para aprender a andar ni se debe abusar en exceso de su utilización.

¿Qué es el andador o correpasillos?

El correpasillos es un buen juguete para aquellos bebés que ya han comenzado a andar buscando apoyo en muebles o paredes. El andador da seguridad a los bebés ya que es el niño el que lo empuja a la velocidad deseada mejorando su estabilidad en la marcha.

Consiste en una estructura rígida de forma circular cuya parte superior es más estrecha para que el niño encuentre estabilidad. Posee un asiento con aberturas para extraer las piernas y una bandeja a su alrededor para que pueda apoyar los brazos, agarrarlo o empujarlo.

La parte inferior es más ancha que la superior para que pueda mover las piernas con libertad. Incluye unas ruedas para facilidad su desplazamiento.

Con el andador tu bebé se desplazará fácilmente impulsándose con los pies. Además, a la vez que se divierte también hará ejercicio.

Elige el andador perfecto para tu bebé.

En esta sección podrás encontrar una amplia gama de modelos de andadores para bebés y correpasillos. Algunos aspectos recomendables que debe incluir un buen adador son los siguientes:

  • Bandeja de juegos con sonidos: la mayoría de andadores incorporan una bandeja con juguetes. Estos juguetes favorecerán el desarrollo psicomotor de tu bebé a la vez que se lo pasará en grande.
  • Sistema antiderrape y estructura estable: para evitar que el andador vuelque es importante que la estructura sea rígida y sólida.
  • El soporte debe ser blando: para amortiguar golpes en caso de que el bebé choque el andador con algún mueble.
  • Que incluya topes: para poder inmovilizarlo.
  • Que sea plegable: así se puede guardar cuando no lo estemos utilizando para no tener trastos por la casa.
  • Desenfundable y lavable: es recomendable que el textil del andador se pueda extraer y lavar cómodamente.
  • Regulable en altura: como los niños crecen con mucha rapidez y el andador lo vamos a utilizar durante varios meses, es importante que se pueda regular en altura, además, recuerda que el niño debe llegar bien con los pies al suelo, por eso, cada vez que lo utilicemos, tendremos que estar pendiente de que está ajustado correctamente.

El andador es un producto genial para tu bebé con el que se lo pasará en grande y además, un regalo estupendo si tienes para los peques. Ten en cuenta, que para hacer un uso adecuado de él, es importante que, cuando nuestro peque esté sobre el andador lo tengamos constantemente vigilado para evitar accidentes inesperados.

Sin artículos

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out